1.-¿Por qué contratar Renting Tecnológico?

Para disponer de un equipo informático –o bienes más específicos- en perfectas condiciones de uso y cuya rápida obsolescencia no resulte una preocupación para el cliente. Y porque podemos conocer de antemano cuál será el coste final del producto, sin sorpresas ni gastos imprevistos.

2.- ¿Cuáles son las diferencias del Renting frente al Leasing?

El Leasing es una fórmula utilizada para financiar la adquisición de equipos que requiere contratar otros servicios adicionales (mantenimiento, seguro…) a terceras compañías; sin embargo el Renting es simplemente un servicio que permite la utilización de un bien sin involucrarse en el proceso de compra y, además, en la renta mensual se incluye, además de la utilización del equipo, su mantenimiento y seguro. Es por ello que en el Leasing la cuota mensual representa un servicio financiero y que su reflejo contable conlleve cierta complejidad (se suele reflejar como deuda a Corto Plazo y Largo Plazo con Entidades Financieras). Por el contrario, el Renting destaca por su sencillez a la hora de contabilizarlo y, además, no se refleja en el pasivo.

3.- ¿Es preferible optar por el Renting o la adquisición del bien al contado?

La opción Renting es una alternativa cómoda para el usuario, ya que integra multitud de servicios necesarios, sea cual sea la opción elegida, en un solo contrato y con la garantía de una única compañía. Además, debido a su importante volumen de compra, Ibercaja Renting accede a precios especiales; lo cual repercute a los propios usuarios en el contrato de alquiler por Renting.

4.- ¿Qué diferencias hay entre el Renting y la compra al contado?

Son dos opciones antagónicas y por tanto difíciles de comparar. El concepto de propiedad, tan arraigado en el empresariado español, con todo lo que esto conlleva, está siendo desplazado cada vez más por un concepto más dinámico como es el alquiler. Para diferenciarlas habrá que tener en cuenta que la compra persigue adquirir la propiedad del equipo y, por lo tanto, supone un incremento en el inmovilizado de la sociedad, estando siempre sujeto al calendario de amortización legal del equipo. Por su parte, es evidente que el Renting no persigue la propiedad, sino el uso durante el periodo de duración del contrato, motivo por el no supone un incremento del inmovilizado y, además, se trata de un gasto deducible directamente de la cuenta de explotación

5- ¿Qué bienes ofrece Ibercaja Renting Tecnología?

Ibercaja Renting Tecnología ofrece este tipo de contrato tanto a los productos informáticos habituales de cualquier oficina como a las herramientas de trabajo de sectores más específicos: audiovisual, educativo, agroalimentario, eficiencia energética, hotelero, seguridad, logística y distribución, sanitario y estética, fitness o cadenas de distribución principalmente.

6.- ¿Cuál es el plazo habitual de un Renting Tecnológico?

El plazo habitual de un Renting Tecnológico oscila entre 24 meses y 36 meses.

7.- ¿Quién puede contratar un Renting Tecnológico?

Legalmente, el arrendatario (o cliente) puede ser tanto una persona física como jurídica; e interesa a cualquier cliente que no quiera preocuparse por una obsolescencia tecnológica de los equipos cada vez más rápida. Bien es cierto que las empresas o autónomos son los más beneficiados por sus cuotas 100% deducibles.

8.- ¿Cómo influye el Renting en el Impuesto sobre Sociedades? ¿y las cuotas de IVA?

El gasto es 100% deducible siempre que el arrendatario tenga afecto el bien al desarrollo de su actividad empresarial o profesional.

9.- ¿Qué ocurre cuando finaliza el contrato de Renting?

El cliente tiene la posibilidad de renovar o ampliar los equipos contratados para adecuarlos a sus necesidades y evoluciones del mercado.

10.- ¿Interesa el Renting a las Administraciones Públicas?

Se trata de un producto muy interesante para los Ayuntamientos, Organismos Públicos, etc, ya que en los presupuestos anuales de estas Administraciones Públicas se indicarán las cuotas a satisfacer a lo largo del año en concepto de gasto por Renting.