Las cuotas del Renting Tecnológico son 100% deducibles y no es necesario realizar desembolso inicial previo. Estas cuotas serán el único gasto que los bienes contratados supondrán a la empresa.

Simplifica el proceso de compra con ahorro de tiempo y dinero para la empresa, al no ser necesario realizar altas/bajas de seguros, contacto con diferentes proveedores, etc; a la vez que se facilitan todos los trámites durante su uso en caso de averías, siniestros, etc.

No se utiliza tesorería en activos no “core’’ para el negocio, y no afecta ni al balance ni al CIRBE.